13 may. 2017

RUTA VIENTO EN COLA STO. TOME - SALAS DE LOS INFANTES (BURGOS) 137 Kms

Cronica de Rodrigo Gonzalez    

Invierno y frío , súmale un pequeño anticiclón y tenemos la meteo perfecta para un vuelo largo. Pinta que será suave el viento y de sur, por lo tanto decidimos salir de Santo Tome para ahorrarnos cruzar la sierra de Madrid y su sotavento. Quedamos pronto, a las 7:30 Espejo en el campo. 7:35 Richi y Rodrigo (servidor) hasta las 8 no llega ni blas, nos ha dado tiempo a calentar eso sí.
Briefing, todos juntos compartimos la posible ruta, Santo Tome, Salas de los Infantes y por la tarde Santander o Bilbao, ambicioso, pero con este día y si la borrasca que viene detrás no nos pilla que nos echen un galgo. Consejos de seguridad y como estamos en corro nos giramos haciendo una fila y cada uno le da unas palmadas en la espalda al siguiente para animarle y desearle suerte (como me gusta este club la verdad, está lleno de gente cojonuda y de ratos divertidisimos).

Colocamos las velas en la parte de arriba del campo, Pako, Romi, José, Richi, y yo. Al fondo Muelas, Ernesto, Pat y Carlos. Espejo sale el primero en 10 metros como un obus. El resto con orden y Carlos y yo entramos en una sana competición a ver quién falla más despegues (me gana 3 - 2 y habrá que esperar a la vuelta para saber el resultado final). Antonio como siempre al quite, nos ayuda a recolocar y vamonos que los que están en el aire están gastando gasolina y el día promete ser largo.
Salimos dirección Caleruega. Por primera vez y en primicia: volamos los 9 en un pañuelo, se nota que las velas se han ido homogeneizando (CARLOS luego Romi te explica lo que significa esta palabra), y vamos en un paquete muy cerrado (ni 150 metros del primero al último), todos con velas réflex nos permite marcar un buen ritmo, humor inteligente en la radio (aquí soy sarcástico ;-))) y eso si un frío que se te cuela hasta los huesos.

Hacemos la meseta todos juntos entre 50 y 65 km hora, llano, limpio y con algún animal (por tierra me refiero). Llegamos a la sierra y los pinares, un paso bonito pero de los que te aprietan los nervios (Silos y la Yecla) puedes elegir pino o piedra. De una gran belleza y con dificultad (de los sitios donde te vas preguntando: apreté bien la tuerca? Cambie la bujía?). Se levantan dos pequeñas cordilleras, enmarcando un valle lleno de pinos hasta el borde (quisieron poner más pero no entraron ;-). Por radio comentamos el nivel de gasolina de cada uno, Romi y Richar deciden que no llegan, que van justos de gasofa y se quedan en el último pueblo (Carazo) Pat se baja por una burbuja, no llegamos a saber si suya o del motor. El resto seguimos.
La radio va bajando, es momento de disfrutar y de tensión, silencio. Carlos duda si quedarse con el trío de Carazo, y de repente sin decir ni mu tira "palante" y se mete de cabeza en el pinar entre montañas mientras el resto para animarle le mentimos como cosacos por la radio "no te preocupes que está lleno de aterrizajes", "esto abre en seguida" y un "bzzzzzx" de Muelas que es lo único que le hemos oído en todo el día.
Tupido, muy tupido, hay que coger altura por seguridad "Carlos sube" , "coje altura" , pero Carlos metido en harina no está para consejos, así que como buen equipo o todos arriba o todos abajo, descendemos todos con él y a peinar copas de pinos que en esta época del año están preciosos ;-)))
Ernesto, Carlos, Pako, José y yo decidimos seguir el valle, bordear las montañas tras las cuales está Salas de los Infantes, es un rodeo pero requiere menos esfuerzo del motor y sigues la ladera de la montaña forrada de buitres (no nos pegamos mucho para no incordiamos (vuelo verde ;-), merece la pena verlo.
Muelas decide que no tiene sopa para bordear y ataca las montañas de frente, gas, altura y nada más pasar la montaña caes a Salas, no tiene pérdida.....o si..... Dejadme que os diga que Muelas es mi cuñado, que nuestras mujeres son hermanas y de Salas de Los Infantes, hemos estado allí tantas veces, lo hemos pateado, volado, en bici y en todo terreno, por arriba y por abajo, no soy capaz de concebir como se perdió y giro al oeste y se fue a otro pueblo, quiero pensar que es tan bonito que se distrajo o tal vez respiro mucha gasolina y se le fue la tecla, pero bueno, corrigió y acabo llegando.
Llegamos los 4 y luego Muelas, volamos por encima del pueblo y a tierra todos (Salas tiene un campo de vuelo detrás de la gasolinera que debe ser de 1,2 km de largo por 800 m de ancho, brutal, y en alto, limpio de sotaventos, digno de ver).

Nos dicen que Pat a conseguido librarse de las Burbujas (??????), a cargado gasolina y viene solo en un vuelo astral por qué se pierde a su bola y aparece mucho después.
El equipo de tierra como siempre 10, aparecen con cervezas, bocatas fruta etc. Luis y Antonio con la furgoneta de Luis y Romy como un catering de lujo, por ponerles un pero falto caviar y sufle a los postres, el resto para quitarse el sombrero, aunque también hay que decir cuando el vuelo pasa de 3 horas aterrizas con un hambre de lobo.

Por la tarde intentamos salir, queremos ir para Bilbao o Santander, la Borrasca venía del sur persiguiéndonos y para nuestra desgracia nos coge, sopla de varios sitios a la vez, no hay dos velas orientadas en la misma dirección para despegar, no debemos salir pero como somos cabezones tenemos un amplio surtido de fallidos en salida y arrastrones en la entrada (no le pongamos nombre que queda feo), no hay manera, nos pillo la borrasca.
Bajamos todos a tomar una birra mientras Romy tira el casco con rabia y se tira quince minutos pataleando en el suelo "quiero volar quiero volar y ahora voy y no respiro", pero no es posible, se cobra mucho, pero bueno, las casi tres horas de esta mañana lo han valido, no pensé que se pudiera llegar a salas de un tirón. El plan de la tarde de ir a Bilbao / Santander para otro año.

Cada año más y mejor, nos lo hemos pasado como críos, es una ruta que hay que repetir y quien pueda ir a volar a Salas que no deje de hacerlo es un sitio muy chulo con la sierra de la Demanda al lado y el pico Urbion que lleva pidiendo una temporada pidiendo que le inquemos el diente.
En estas rutas vuelas y disfrutas más que nunca pero son los que se sacrifican y llevan las furgonetas los que las hacen posible, los que con las radios y el GPS hacen malabarismos para que nadie se queda tirado, para que a nadie le falte gasolina o algo que comer o beber. Luis, Antonio, dejarme que os de las gracias en nombre de todos, es una pasada teneros de amigos, la próxima voláis vosotros y conducimos los demás.

Y acordaros, si no vas no vuelas.


Abrazos
Rodri

Fotos de Antonio Iglesias https://goo.gl/photos/F8eZJ4NWr22UgQVn9

No hay comentarios: