20 ago. 2006

Video "Vuelos en libre en Pirineos y Alpes"



http://video.google.com/googleplayer.swf?docId=-5686592514477740190&hl=es

17 ago. 2006

Alpes

Hacía tiempo que tenía ganas de volar en Pirineos y en los Alpes, en libre. Aunque a veces he echado en falta el motor, he "re-descubierto", una vez más, el placer de volar.

He recorrido con Eva varios de los lugares más conocidos del vuelo libre:

1ª parada: AGER
Tenía pendiente una parada en Ager, para ver a los amigos de Entrenuvols. Pude hacer un último torno para completar el curso SIV que hicimos en Abril: barrena plana, pérdida, asimétrica, y de nuevo asimétrica tirando el paracaídas. Ufffff....
Es curioso cuando vuelves a repetir los ejercicios, me sentí muy distinto a cuando empezamos. Mucho más tranquilo, sin miedo....ni siquiera en la asimétrica (ReAction....), ni al tirar el paraca. Fue todo tan rápido que no me dió tiempo ni de mirar arriba para ver el paraca desplagado. Lo que si pude ver es lo rápido que se acerca el suelo (el agua, en éste caso), cayendo con el paraca......habrá que ir ahorrando para el "Papillon".
Los franceses que iban a empezar el curso debieron flipar al verme....¡caray con el tío éste que se nos ha colao!.
Al día siguiente les contratamos un biplaza para el bautizo de Eva. Le gustó el despegue ¡emoción a tope!, aunque le pareció que se vuela demasiado lento.....a pesar de lo cual, se mareó (aqui acaba su carrera parapentística). Y eso que solo volaron 15 minutos. Mi vuelo fue igual de corto. El viento estaba muy cruzado, y la zona quedaba algo sotaventada. Vuelito corto y muy movido....bonita forma de empezar.... Lo que si es cierto, viendo la ladera, es que cuando el viento esté bien enfrentado, el sitio es espectacular.


2ª parada: ORGANYA
La llaman "la turbina". Al ver que el despegue está situado a 1/3 de la altura de la ladera, empecé a adivinar el porqué.
Al llegar al camping ¡sorpresa!,: estamos rodeados de lo mejor del acro: Raúl Rodríguez y su mujer "Barbie", Felix Rodríguez, Antoine Montant, la japonesa Seiko, y otros muchos más. Allí estoy en el despegue, con todos esos máquinas. Mi primer vuelo lo hago demasiado pronto, a duras penas consigo mantenerme en el aire (ellos si, claro), y al final me hundo. De echo me hundo de verdad, porque aterrizo sin quererlo, en la ladera, por rascar demasiado. Me lo paso pipa quitando la vela de una encina, y luego media hora de subida a pata, a 40ºC. ¡Mola el vuelo libre!. Mi segundo vuelo fue todavía mejor: El viento ya sopla bien...hincho de espaldas y según me doy la vuelta, ya estoy en el aire.....pero veo un cordino amarillo, en horizontal, enfrente de mi nariz. ¡Es el puto freno!, que al girar se ha enredado en la polea del acelerador. La vela va muy frenada del lado izquierdo y gira hacia la ladera. Cargo peso a la derecha y freno solo un poco, para no meterla en pérdida. Voy paralelo a la ladera, y mi mejor opción es seguir recto....directo a una enorme encina. Al llegar a la copa, freno y me dejo caer en vertical, atravesando ramas y preparado para tocar suelo, al que llego ¡suavemente!. Gracias a las ramas, y a los cordinos, que se han ido enganchando a conciencia en la caída. Solo tengo algún rasgullo, por ir en pantalón corto.....¡de buena me he librado!. "Barbie" vino corriendo a ver si estoy bien, y luego me ayudó a desenganchar la vela del arbol ¡Gracias Barbie!. Tardamos más de media hora, y tuvimos que desenganchar los cordinos de la bandas.....así que luego me tocó currar más de 2 horas en el camping para volver a ponerlo todo en órden. ¡Vaya presentación!.
Ellos se tiraron toda la tarde haciendo locuras en el aire....la turbina se había puesto en marcha. Entre el viento de ladera y la restitución, estuvieron volando hasta más de las 9 de la noche, haciendo sus SAT, Infinity, Mac Twist....y demás movidas, sin parar, sin parar, sin parar. No tengo fotos, porque, la verdad, no fue mi momento más feliz....

3ª parada: ANNECY
Sencillamente: Lo mejor de lo mejor.
Un lugar bestial. Tiene un micro clima, gracias al enorme lago, y a las montañas que lo rodean, que hace que se pueda volar cuando en otras zonas es imposible. Los paisajes son para quedarse de piedra.

El despegue de Montmin, en el Col de la Forclaz, es el despegue más frecuentado del mundo. Y es el único que tiene a un "controlador" para poner un poco de orden en los despegues. Tanta gente junta hace que el despegue sea un momento de nervios, pero a todo se acostumbra uno. Incluso a los infinitos biplaceros que se te cuelan contínuamente (tienen preferencia). Se sube en coche, y hay servicio de remonte desde el aterrizaje (enorme y todo de cesped....super-lujo): Eso si 6€ cada vez....
Pude hacer 5 vuelos:



  • El primero de descenso, para ir cogiendo el aire (tampoco el día daba para más). 15 minutos de vuelo relax para pulirse los 800 metros de desnivel.
  • El segundo vuelo...¡Mi primer cross!. El cielo está cubierto de unas nubes enormes y muy negras. Se van formando en el lago y van hacia atrás, así que podré ver si van a peor. Además se ven parapentes por todos lados,….vamos a ver que pasa. Nada más salir, catapultado hacia arriba ¡uahhhh!, en vario pitando como un energúmeno. Las nubes están "vivas", y no paran de tirar, pero sin violencia y con la fuerza justa. Me animo y me voy de cross por las paredes de roca más impresionantes que he visto nunca. Apenas hay que girar, y solo una vez tuve que meter acelerador para escapar de una nube más "chupona" de lo recomendable. Tuve que volver al aterrizaje una hora más tarde, muerto de frío, porque salí con solo el polar, en pantalón corto, y sin guantes, pensando que el día no daría para mucho (con esas nubes…). Pero con una sonrisa en la cara que casi me parte la mandíbula.
  • El tercer vuelo: ¡Térmicas!. El viento meteo viene de atrás, pero eso en Annecy, ¡da igual!. Las montañas protegen el lugar, y la brisa del valle hace que se tenga el viento ideal en el despegue. No pude llegar a la altura de las montañas, así que no pude ver si había cizalla arriba (mejor). Ésta vez despego a la hora de los machotes, las 2 de la tarde. Se aguanta relativamente bien arriba con la dinámica de la brisa del valle, y se sube a base de térmicas. Ésta vez mantenerse en el aire es más complicado, y tengo que aterrizar una hora después al irme a buscar una térmica…y no encontrarla. Aquí se pudo ver bien quien volaba bien, y quien era un paquete (creo que soy un paquete "digno"). Por primera vez puedo comparar la ReAction con otras velas. Se confirma: Tasa de caída ligeramente peor, y claramente más rápido en las transiciones. Aluciné viendo a dos "fieras", que después de recorrerse todos los picos (un curro bestial), aterrizaron en una cumbre para zamparse el bocata, y salir al rato. No me lo podía creer.
  • Cuarto vuelo: ¡Meneos!. He conocido a unos voladores Valencianos y a 2 catalanes (Luis, y Jordi, que pretende dar la vuelta al mundo en 3 años en su autocaravana 4X4). Despego el primero a las 4:30, y me sigue Luis, en su Gin Zoom. Hoy todo se mueve mucho ¡MUCHO! más, y se vuelve más complicado. Hay que estar contínuamente atento a la vela, que a veces se vuelve algo "loca", tratando de plegar las puntas (plegando vaya). Y además intentar adivinar como centrar las térmicas. En éste juego Luis, que es un máquina, me machaca. Yo llego a los 1900m entre sudores, y a él le veo muy arriba, a 2400m, tranquilamente. Más tarde me diría que el vuelo no había sido muy movido…¡¿Como coño será cuando si lo sea?!....Dios, la verdad es que no me sentí muy tranquilo con la ReAction (putas asimétricas del SIV….). Amortigua muy bien el cabeceo, pero hace unos movimientos laterales bruscos, cuando pliega-abre una punta.
    Me fui hacia el lago, para poder ver con más tranquilidad el paisaje, y a los máquinas del acro (Seiko estaba aqui...que pequeño es el mundo). Al volver a la ladera "de servicio", no pude remontar y me tuve que ir a aterrizar. Conmigo estaba uno de esos acróbatas, que si pudo remontar, a base de ir rascando a lo bestia, en una zona que estaba un pelín sotaventada, volando lentísimo, cerca de la pérdida….no tuve el valor (o locura) de imitarle.
  • Quinto vuelo: ¡EL ORGASMO!. Hoy salgo más tarde (6:15), porque no pude volar en La Clusaz. El día es buenísimo (aqui, y solo aqui). Se sube de lujo en dinámica (viento meteo por fin enfrentado), y las térmicas son regulares y muy suaves, aunque estrechitas y suben poco. Hoy es el día de hacer un cross de verdad. De la térmica de servicio me ¡tiro! a mi primera transición. Vamos varios pilotos en grupo, y como no, llego antes que ellos, y más bajo. Me cuesta Dios y ayuda poder remonta. Un curro de paciencia y tacto. Ya estoy aprendiendo a girar mejor, con el freno exterior, para no perder altura en los giros. Una vez que he podido remontar, estoy emocionado por haber ganado la batalla (eso si, otros remontaron en la mitar de tiempo que yo…). Así que venga, a por otra transición. Ve voy hacia les "Dents de Lanfon", a tiro de piedra del otro aterrizaje oficial (tranquiliza). Llego mejor y remonto sin problemas. El panorama no puede ser más increíble. Es que no me lo puedo creer. A mi lado, y por debajo, paredes de roca inmensas. ¡Me cuesta trabajo mantener la calma!. A mi alrededor otros parapentes, alas delta, alas rígidas, ¡e incluso un velero!. Y por fin puedo sacar fotos. Estoy en el cielo (nunca mejor dicho). Decido deshacer el camino, pero luego…que demonios…¡hay que rematar!. Otra transición, y me dirijo al pico más alto de la zona, "La Tournette". Una mole inmensa. Allí empieza un laborioso trabajo para subir poco a poco, con cuidado porque hay mucha gente. Es tan increíble que ni me puedo creer que esté aquí.He podido llegar a 2100m, y veo que no llegaré a la cima porque se está haciendo tarde. Solo 2 pilotos pudieron llegar arriba. Me he quedado sin memoria en la tarjeta de la cámara, y estoy cansado después de 2 horas de vuelo. Voy directo al aterrizaje, pasando algo más justo de lo que pensé la montaña que tenía en medio del camino (ay, ay…el sotavento…). Aterrizo flotando en la restitución, en éxtasis. Soy el tío más feliz en el mundo. Bueno, viendo las caras de los otros muchos pilotos al aterrizar, ¡igual no soy el único!.
4ª parada: LA CLUSAZ
La famosa estación de esqui.
¡Por fin un teleférico!...y por los pelos, porque lo van a desmantelar. Harán un telesilla de ocho plazas, que no abrirán en verano. Putada gorda para los biplaceros.
Me despisto y pierdo la última subida de la mañana. Nos vamos a comer, y por fin subo, a las 3 de la tarde. Estoy solo…¡que diferencia con Annecy!. Despliego con calma, porque el cielo tiene muy mala pinta (nubarrones). El viento está bien, aunque se inicia un ciclo de 5 minutos, en el que el viento está atravesado y muy fuerte…mosqueo. Menos mal, vienen 3 biplaceros. Según se colocan, se inicia otro de esos ciclos locos. Ahora es más fuerte….y no para. A nuestra derecha hay un venturi "de libro", en el que una nube crece a ojos vista, negra como el carbón. Me da a mi que hoy no vuelo…. Uno de los biplazas sale (a muerte!!!!!! a cobrar esos 80€!!!!!!). Sale bien, pero según se aleja, se pone a subir como un demonio, absorbido por un cielo negro. Hizo todo el vuelo con orejas, saliendo despavorido al aterrizaje (Eva vio más tarde como las pasaron canutas para aterrizar). El segundo biplaza sale y es mucho peor. ¡Da pánico verlo!. Yo ya he decidido que no vuelo, y llamo a Eva para que no se preocupe. El tercer biplaza se lo está pensando, porque vamos a peor…si cabe. Al final se decide, y según levanta las bandas ¡paffff!, los dos arrastrados por el cesped (y algún pedrolo). Los tengo a unos 40 metros, pero vienen directos a mi sin amago de parar su loca carrera. Apago la cámara y me tiro encima de ellos…nos arrastramos todos juntitos unos metros, y todo acaba. ¡Joder que susto!. El pasajero, que no sabe que están jugando con su vida, pregunta inocente ¿he hecho algo mal?. Voy recogiendo mi material, y alucino viendo al biplacero recolocando la vela…..en un movimiento brusco le hace un roto de un palmo en el borde de ataque (¡decididamente no es tu día chaval!)…pero hace como que no ha pasado nada. Afortunadamente, más tarde recapacitó un pelín, y también se bajaron en teleférico ¡para ir a volar desde otro sitio!. Yo me fui disgustado para Annecy…..no sabía ¡que me esperaba el mejor vuelo del viaje!.
Lo mejor: Que vi una flor de lis ¡rarísimo de ver!.



Y con ésto termino la charla. He omitido las flipantes rutas que hemos hecho por esas montañas, las comilonas a base de todo tipo de quesos fundidos, las excursiones en bici, los momentos de relax a orillas del lago, y otros tantos momentos buenos, buenos, ¡pero buenos de verdad!.....

Os recomiendo de veras hacer algún día una escapada a Annecy. Vale la pena, sin ninguna duda.